Vejer de la Frontera

Para despertar el interés del viajero por este municipio gaditano, quizás baste con decir que Vejer está declarado Monumento Artístico Nacional. Su entramado de calles estrechas y empedradas, sus casas blancas, sus restos arqueológicos y sus numerosos monumentos religiosos se distribuyen sobre la cima de una colina a unos 10 km de la costa, sobre el río Barbate. El diseño y arquitectura de su trama urbana es la típica andaluza con influencias árabes. Durante más de cinco siglos, Vejer, llamada entonces Besher, estuvo bajo el dominio musulmán.

Vejer es uno de los pueblos blancos de Andalucía con mayor encanto, un lugar en el que perderse sin prisas por sus calles empinadas y trasladarse, con la imaginación, a ese pasado árabe tan presente en el trazado de sus calles y en la arquitectura de sus casas.

El ambiente romántico de esta villa se respira de un modo especial cuando cae la noche. El interés turístico creciente de Vejer ha hecho que prosperen entre sus calles restaurantes como El Jardín del Califa, y bares donde el viajero puede degustar y saborear platos típicos de la gastronomía andaluza.

Sitio web diseñado por Andalucia Web Solutions